EVITA

EVITA
SIEMPRE

Musica

Musica
niñez y adolescencia

La boca antes del taller

La boca antes del taller
la leche

danza

danza
casa del niño La Boca

florencio Varela

florencio Varela
con los pibes

telar en La Boca

telar en La Boca
economia social

Seguidores

CHACO.QOM

CHACO.QOM
si tenes juegos didacticos podes colaborar

viernes, 20 de febrero de 2009

Guido

Esta entidad repudia los dichos del Mandatario Italiano Berlusconi :"Eran bellas jornadas donde los hacian descender de los aereos."
¿Los aereos?su broma habra querido significar que los desaparecidos necesitaban descender a algun lado o bajar de algun vuelo?.Que paradoja encierra este dicho justamente ahora que gobierna una presidenta heredera de la juventud de los 70?
Es hora de guardarse los pensamientos retrogrados,mas cuando aparte de ser retrogrados son pensamientos oscuros que juegan con la honra y el honor de seres que dificilmente vuelva a tener la historia Argentina.
Adherimos al reclamo de organismos de derechos humanos para que se revea y se tenga en cuenta estos dichos.



Italia fue el primer país extranjero que ha procesado y declarado culpables a algunos militares argentinos. Lo ha hecho con la sentencia emitida en diciembre del 2000 que ha condenado a los generales Masón y Riveros a cadena perpetua y a otros 5 militares a 26 años de cárcel por el asesinato de 7 ciudadanos y el rapto de un menor nacido en la cárcel, Guido Carlotto, nieto de un empresario veneto de Arzignano (Vicenza), todos de origen italiana.

El 25 de mayo del 2005 en Roma se ha abierto un nuevo proceso en contra de otros militares, por los hechos relacionados a la Escuela de Mecánica de la Armada, ESMA, lugar ubicado en el centro de Buenos Aires, que junto a otros 300 lugares fueron utilizados por la dictadura argentina para encarcelar y torturar a millares de jóvenes argentinos, algunos de los cuales fueron narcotizados y cargados en los “vuelos de la muerte”.

En la audiencia preliminar del 25 mayo del 2005, el Fiscal Caporale pidió a la Corte de Assis de Roma el reenvío a juicio de los 5 militares argentinos responsables de la muerte de Ángela Ajeta (originaria de Cosenza) y de Giovanni Pecoraro y de su hija Susana (originarios de Galliera Veneta - Verona). Susana estaba embarazada a la época de los hechos y su hija fue “adoptada” irregularmente después de su nacimiento por un oficial de la Marina. Susanna Pecoraro y Laura Carlotto son jóvenes desaparecidas hijas de padres venetos. Sus madres son abuelas de Plaza de Mayo, símbolos de la resistencia a la dictadura, transformadas en conciencia global por todo el pueblo argentino.