Asignacion por hijo.

“No va a ser el fin de la pobreza pero confiamos que puede constituir un paliativo para los sectores que todavía no tienen la posibilidad de un trabajo decente", sostuvo la presidenta Cristina Fernández en referencia a la iniciativa que ayudará a todos los trabajadores en negro y a aquellos desocupados. En cuanto al financiamiento, que insumirá 9 mil 965 millones de pesos anuales, la Presidenta dijo que esto se puede llevar a cabo porque “los recursos de los trabajadores deben servir a los trabajadores y a los que todavía no consiguieron trabajo", al referirse a la estatización de los fondos jubilatorios.
Pidió además a los argentinos que entiendan que "nadie nunca podrá dejar de ser pobre si no se tiene educación y salud y por eso estas dos cuestiones están directamente vinculadas" con la asignación anunciada. Se refirió así a la decisión de que los beneficiarios de esta asignación deben acreditar la concurrencia de sus hijos a la escuela así como el cumplimiento del plan de vacunación oficial.
"Si hubiéramos dejado esos recursos en manos de las AFJP, esos 9 mil 965 millones de pesos hubieran sido para pagar comisiones, sueldos ejecutivos y otras cosas más", afirmó y añadió que "en este momento podemos hacerlo a partir de un financiamiento genuino que alimenta la actividad económica".
La implementación y control de la asignación universal quedará a cargo de la ANSES y sujeta a la comisión bicameral de seguimiento de los fondos de la seguridad social, lo que "permite el control absoluto por parte del Parlamento acerca de este beneficio", según remarcó la mandataria.
En su discurso, la jefa de Estado se refirió a los "muchísimos" proyectos que había en el Parlamento sobre el tema, pero aclaró que "no encontrábamos en ninguno la fuente de financiamiento" y que algunos proponían la creación de nuevos impuestos para financiarlo, "algo absolutamente desaconsejado en épocas de contracción económica". "Con el ministro de Economía estuvimos analizando muy a fondo todas las posibilidades y cuando establecimos esta fuente de financiamiento, lo hicimos con la convicción que los recursos de los trabajadores deben ayudar a sostener a los que no consiguieron trabajo", reiteró.

Comentarios

Ester Lina ha dicho que…
La implementación del Salario Familiar Universal como derecho de los niños, es una medida básica para la reconstrucción del tejido social. El Gobierno que la pone en marcha ha sabido escuchar el silencio de los excluidos.
Consideremos que solamente con palabras y con críticas no se remedia el hambre de los niños, que son los más vulnerables de la población. Se empieza a paliar con medidas concretas, como ésta.
Saludos

Entradas populares de este blog

Semestre